Bienvenidos al desierto de lo real

Dungeon Rabbit surge como una vía de escape para dar rienda suelta a una manía que tengo: intentar crear juegos.

Ya he probado suerte con los videojuegos, y en menor medida, con los juegos de mesa. Así que ya solo me quedaba el Rol. Al menos, en este caso, cuando me arruine, nadie se sorprenderá.

Los videojuegos generan más dinero que el cine y la música juntos. Adivina quien no ha contribuido a ello.

Un Servidor.

Este blog es, por tanto, una especie de diario de desarrollo con el que pretendo compartir mis avances cada cierto tiempo. De momento, llevo unas 30.000 palabras, que no se si son muchas o pocas, pero como el nº de palabras parece ser una referencia en el mundillo, yo la pongo. Algún dato tenía que dar hoy.

En las siguientes entradas iré profundizando más sobre el juego. Hablaré del sistema, de la ambientación, de las múltiples copias referencias que hay presentes, etc.

Así que, si queréis estar al tanto…

followrabbit